Enlace a Fleming 55 Enlace a Fleming 65 Enlace a Fleming 75

©2008 Fleming Yachts, Inc.
Reservados todos los derechos.

Nuestros yates Filosofía de diseño

Podría decirse que detrás de cada producto existe algún tipo de filosofía. Quizá sea mucho decir, pero algo de su creador está siempre presente en todo lo que se hace.

En el caso de Fleming, nuestro objetivo era crear un yate de crucero refinado y fiable, capaz de llevar a su tripulación cómodamente y de forma segura a cualquier lugar que deseara. La selección de cada detalle, desde la forma del casco hasta la elección de cada elemento del equipo, refleja esta filosofía. - Tony Fleming

Introducción
Desde el principio, el objetivo de Tony Fleming fue construir el yate definitivo para navegar y vivir a bordo, con posibilidad de ser manejado por dos personas y con alojamientos confortables para posibles invitados. Al contrario de lo que ocurre con la tendencia de moda hacia embarcaciones de líneas elegantes al estilo europeo, que resultan poco prácticas para la navegación en el mundo real, Fleming diseñó un yate clásico de perfil bajo, con una verdadera configuración de cámara de timonel que nunca pasa de moda.

Diseño del casco
El diseño del casco del Fleming es de semiplaneo, con ángulo de pantoque moderado, una fina entrada hacia delante y popa en V modificada de ángulos pronunciados, lo cual hace que el yate navegue de forma más eficiente a velocidades de 9 y 10 nudos, sin que resulte incómoda la navegación a velocidades de hasta 18 nudos. Una larga quilla le proporciona estabilidad direccional, al tiempo que protege los mecanismos móviles. La generosa amura de proa y las secciones anteriores redondeadas contribuyen a un surcar cómodo y en seco, sobre todo a velocidades de crucero. Los ángulos pronunciados no sólo proporcionan elevación a mayor velocidad, sino que presentan la ventaja de mejorar la estabilidad del barco anclado o amarrado.

Espacios para maquinaria y camarotes del Fleming 55

Motores gemelos
Para mayor seguridad y mejor maniobrabilidad, en todos los Fleming se montan motores gemelos. Demostrando las ventajas en términos de seguridad que ofrece su diseño con motores gemelos, pueden alcanzar velocidades de crucero normales con un solo motor y una deflección del timón de sólo 15 grados. Las pruebas han demostrado también que no se aprecian ventajas en términos de consumo al usar un motor mayor frente a incorporar dos motores gemelos de tamaño mediano. Para largas distancias lejos de la costa, el desplazamiento a entre 6 y 8 nudos consigue cifras de consumo de combustible similares a las de los diseños monomotor de desplazamiento. Todos los barcos Fleming se construyen con quillas completas, que superan timones y hélices, con lo cual se reduce el riesgo de daños en caso de varado accidental.

Perfil bajo, altamente práctico
El diseño Fleming de perfil bajo con cámara de timonel ha sido ampliamente aceptado como uno de los clásicos más atractivos e intemporales en el mundo de los yates. Representa un compromiso ideal entre forma y funcionalidad, y supone también un enfoque muy práctico de la navegación con mayúsculas. El perfil bajo permite un acceso rápido y seguro a todas las áreas en dos niveles, ya sea bajando unos escalones de la sala principal a los camarotes o subiendo sólo unos pocos hacia la cámara del timonel, o subiendo otros interiores que llevan desde la cámara del timonel hasta el puente volante. El bajo perfil también mantiene bajo el centro de gravedad, lo que se traduce en una navegación más cómoda y estable.

Plano de cubierta, cámara del timonel y salón del Fleming 55

Cámara de timonel auténtica
Los navegantes experimentados valorarán la cámara de timonel independiente de los Fleming, en la que está a mano todo lo que el timonel y el oficial de derrota necesitan para dirigir la nave con seguridad. Las amplias áreas incluyen los sistemas electrónicos más completos, así como espacio para el uso y almacenamiento adecuado de cartas tradicionales. Cada cámara de timonel de un Fleming incluye un cómodo sofá y una mesa desde los que la tripulación puede acompañar al capitán durante la navegación. Al dedicar este espacio concreto al gobierno del barco, la vida normal a bordo puede desarrollarse en las zonas habitables.

Puente volante y plano de cubierta del Fleming 55

Diseñado para la navegación con mayúsculas
En cualquier dirección que mire, observará que los Fleming se diseñan teniendo en cuenta al navegante experimentado. A lo largo de los años, cada modelo ha disfrutado de las ventajas de cientos de mejoras y detalles inspirados no sólo por los clientes, que nos aportan información procedente de circunstancias reales, sino por el propio Tony Fleming, que navega constantemente en el VENTURE, su Fleming 65. Las amplias cubiertas laterales, que están protegidas, permiten trabajar con los cabos con seguridad. Pase directamente de un muelle o lancha auxiliar a las cubiertas a través de puertas en las amuradas a mitad del barco. Las puertas opcionales en el nivel superior junto a la cámara del timonel son aconsejables cuando se amarra junto a muelles altos o en zonas con fuertes mareas. Un pasillo central da acceso a los camarotes a tan sólo unos escalones por debajo del nivel del salón principal, con lo que se eliminan escaleras en espiral difíciles y pronunciadas como las que se usan a veces en diseños inferiores. Asimismo, el acceso al puente volante se realiza a través de algunos escalones interiores desde la cámara del timonel. Una amplio puente de mando cubierto parcialmente deja gran cantidad de espacio para la contemplación o el entretenimiento cuando se está anclado o en marcha, pudiéndose acceder sin problema desde una puerta en el peto que conduce a una amplia plataforma de baño. Pase un tiempo a bordo de cualquiera de los modelos Fleming y verá por qué nuestros clientes y los periodistas especializados en embarcaciones lo llaman "el yate de crucero definitivo".